miércoles, 14 de marzo de 2012

Recolección de semillas



Acabo de empezar y ya estoy pensando en ¡guardar las semillas para años posteriores!... Reconozco que lo que me gusta es ver crecer la planta desde cero.... no deja de sorprenderme el milagro de la naturaleza ¡es una maravilla!.

Por eso, este primer año he comprado semillas en bolsa, la mayoría de ellas ecológicas, y he puesto los semilleros, aunque algunas semillas aún no han salido -lo que me tiene un poco "mosca"-.

Ayer un jubilado que tiene un huerto "social" de los que cede el Ayuntamiento me dio algunos consejos para favorecer la germinación de las semillas, y eso he hecho....¡a ver si ahora hay más suerte!. En concreto me dijo que hay que envolverlas en un paño húmedo y meterlas en un tarro de cristal... al calor -sol, no horno ¿eh?- unos días, así cuando las desenvolvamos ya estarán germinadas o a punto...y entonces hacer unos hoyos en la tierra, regarlos un poco, poner 2 ó 3 semillas y cubrirlas con poca tierra -mejor que sea fina-.

He encontrado un documento muy completo acerca de la recolección de semillas... muy completo y muy exhaustivo, así que muchas cosas se me escapan, pero apunta algunos consejos que a una novata como yo le van muy bien.

Además, a partir de la página 27, explica cómo extraer las semillas de cada planta en concreto...¡interesantísimo!. ...

Aquí dejo algunos consejos generales, para quienes no quieran leer el documento completo (el libro lo podéis descargar en la pestaña "libros para descargar").

---
- Más que seleccionar solamente un fruto grande o una buena vaina en una planta enferma, busca individuos excepcionales que sobrevivan a un largo periodo de mal tiempo, o que estén libres de los ataques de insectos cuando otras plantas los están sufriendo.


Almacenado:
La mayoría de las semillas de flores y vegetales tienen una vida de unos 5 años. La familia umbelíferas y el género kalium sin embargo tienen semillas mucho más sensibles y de más corta vida. Se ha visto que la tasa de germinación de semillas de cebolla disminuye a la mitad si se almacenan en un sitio cálido. Generalmente las semillas duran más si tienen una cubierta gruesa como las de las judías.

Las semillas almacenadas están dormidas pero vivas. Respiran muy lentamente. El truco es crear en el almacenamiento una temperatura constante que permita el proceso vital mínimo, lo que prolonga la vida de las semillas.

Al aire libre las semillas absorben humedad y los nutrientes almacenados en su interior empiezan a reaccionar con el oxigeno. Con un poco de temperatura las semillas liberan dióxido de carbono y generan más calor. Pronto su respiración se hace más rápida hasta llegar a un nivel inaceptable para su almacenamiento seguro.

Teniendo en cuenta esto, vamos a ver cuales son los puntos más importantes:

- Humedad:
La mayoría de los vegetales deben ser almacenados en condiciones de humedad por debajo del 10% (lo mejor es el 5%). Con poca humedad las semillas pueden soportar mejor las fluctuaciones de temperatura.Es buena idea empaquetar las semillas en botes sólo en días secos. para la mayoría de las semillas de los vegetales 5°C es una temperatura ideal. Para un almacenamiento largo, evidentemente, hay que usar una nevera. Para almacenamientos cortos poner las semillas en la parte norte. el almacenamiento a la luz o en un bote de cristal transparente disminuye la vida de las semillas. Es mejor ponerlas en bolsas de papel, en botes que no sean transparentes o en armarios.
- Daños por insectos:
Dos días en un congelador es un buen remedio para matar a la mayoría de gusanos y sus huevos, aunque algunas especies necesitarán mucho más tiempo a bajas temperaturas. Después de congelarlas se debe esperar a que el recipiente esté a temperatura ambiente antes de abrirlo, sino, la humedad del aire se condensará en el interior. Si las semillas no están bien secas antes de congelarlas se dañarán.
Antes de almacenar cualquier semilla merece la pena asegurarse de que no haya ningún gusano residiendo. Los huevos de los insectos se esconden debajo de la cubierta de la semilla de las judías y maíz y salen cuando la temperatura es adecuada.
- Tipo de recipientes:
Los botes de rollos de fotos y los botes con tapa a rosca, bolsas de plástico o papel con cierre de cremallera o sobres son buenos para guardar semillas. Poner todos los datos sobre las semillas. Estos recipientes pueden ser almacenados en la nevera, en un armario o en la bodega. El plástico por si mismo no es a prueba de humedad.

Germinación de semillas
 
Puedes sembrar las semillas en macetas o directamente en tierra. Dicen que a algunas plantas (maíz o zanahorias) no les gusta ser transplantadas. Pero si las manejas con cuidado, y la raíz va entera y rodeada de tierra todas las plantas se trasplantan perfectamente. Algunas plantas agarrarán más rápido junto a otras plantas que se han sembrado antes en suelos más fríos.
Algunas semillas tienen una cubierta muy gruesa. Puede ser necesario escarificarlas lijándolas con lija o haciéndoles un corte con un cuchillo.

Otras semillas como las de las zanahorias, no germinarán si están demasiado calientes. Una solución es poner las semillas unos días en la nevera antes de sembrarlas, esto simulará un invierno frío.
La humedad romperá las barreras químicas de la germinación aunque algunas especies requieren un grado especial de temperatura y luz antes de que germinen.
Una manera de manejar semillas muy pequeñas es mezclarlas con arena e ir poniendo la mezcla en surcos superficiales.

Los primeros días regar dos veces al día con agua en aspersión y después una vez al día unos cuantos días más, demasiada o demasiada poco agua es un problema. A veces las semillas desaparecen porque el chorro de agua era demasiado potente.

La deshidratación puede matar a la planta, sobre todo si ha empezado a germinar.

Es recomendable trasplantar las plántulas cuando el segundo par de hojas adultas haya salido. Después del transplante protegerlas del sol fuerte durante un día o dos.


Una semilla debe sembrarse a una profundidad de 2 a 3 veces la medida de su diámetro, de todas maneras.demasiada humedad, sin conseguir salir a la luz si la capa de encima es demasiado espesa.
Es mejor sembrar demasiado superficial que demasiado profundo. La razón es que la planta puede morir de agotamiento, falta de aire o
 
- Oscuridad:

- Solamente las plantas fuertes y libres de enfermedades deben ser seleccionadas para guardar sus semillas.

- Para plantas que al final de su fase vegetativa echan un largo tallo, como las lechugas, berzas o vegetales de raíz es  importante escoger plantas que se suban lo más tardíamente. Con la lechuga, escoge y marca plantas que tengan una fase de hoja muy larga mejor que aquellas que se suben enseguida. Es tentador guardar las semillas de las primeras plantas de lechuga que las producen, pero el resultado de esto es que en futuras generaciones se incrementará el número de plantas que se suban enseguida, cuando lo que necesitas es un rasgo heredado que haga que tarde el mayor tiempo posible en subirse, para tener cogollos durante un largo periodo de tiempo.

- Con plantas cuyos frutos se recogen en varias veces, como las judías verdes, no es una buena idea ir cogiéndolas hasta que sólo queden unas cuantas en la planta para guardar las semillas. Es mejor dejar a las mejores plantas solas hasta que sea la época de recoger las vainas secas, y comer las vainas de las demás plantas.

- Con las plantas de raíz, escoger las mejores, las más lisas y blandas, las más sanas y los especímenes más representativos, cuando se recoge la cosecha para almacenar en invierno.

- Con los tomates, la textura del fruto y su carácter temprano junto con la salud y el vigor de la planta son de primera importancia. Se debe considerar también la densidad de hoja, que da una sombra esencial al fruto en veranos calurosos.

- Para las cucurbitáceas, como las calabazas, melones y pepinos, recomendamos un mínimo de media docena de frutos para coger semillas y guardar cada año, y que se mezclen las semillas de todos ellos. Es una ventaja guardar semillas de calabaza de varias plantas, en lugar de sólo de una.

Para plantas con autopolinización como el tomate, lechuga, judía verde o guisante, sólo necesitan reservarse unas pocas plantas.

Para el maíz, girasoles y cebollas, es indispensable guardar las semillas de un gran número de individuos para mantener la variabilidad.

Cuándo recogerlas

- La mejor hora del día para la recolección es cuando el rocío se ha evaporado.

- Los frutos que tienen semillas en su pulpa, como el tomate, es mejor recogerlos cuando están muy maduros, cuando se están ablandando, un poco después de cuando se recogen para comer.

- Aquellos frutos que se comen maduros, como las calabazas, son cogidas como para mesa y las semillas retiradas del interior. El mejor momento para recogerlas es un mes después de que hayan madurado, cuando las semillas han tenido tiempo de engordar.

- Aquellos frutos que se recogen para la mesa antes de que maduren, como el pepino, el maíz dulce, tendrán que permanecer durante más tiempo en la planta. Tendrán que alcanzar la talla completa y luego dejarlos durante unas tres semanas más para que las semillas maduren.

- Cuando las semillas forman parte de la parte comestible de la planta, como el maíz, habas, girasoles, se pueden dejar en la planta hasta que estén completamente secas, preveyendo que el tiempo no las estropee.

- Las plantas que tengan tendencia a reventar, es decir, dejar caer las semillas en tierra cuando están maduras, como lechugas, zanahorias, cebollas, hay que recogerlas progresivamente según van madurando.

La planta se puede sacar antes de que estén maduras todas las semillas y dejarlas madurar en la sombra, colgadas y con una tela en el suelo o con una bolsa, asegurándose de que las raíces no tengan tierra.

Una vez que se han recogido las semillas hay que almacenarlas para la próxima época de plantación.

Limpieza y almacenamiento:

Se pueden limpiar las semillas con métodos secos o húmedos, según como se encuentren ellas en la planta:

- Método húmedo: se usa para aquellas plantas que tienen la semilla en pulpa húmeda como el tomate, pepinos o calabazas.
Con una cuchara se retiran las semillas de la carne, se ponen en un contenedor con agua y se baten vigorosamente. Recoger las semillas con un colador o cedazo y ponerlo debajo del grifo para quitar todos los restos de pulpa. Las semillas limpias ahora sólo necesitan ser secadas en un plato o encima de un papel durante unos 10 días y ser etiquetadas. Es aconsejable que haya una fermentación antes de limpiar las semillas.

Método seco: es usado para semillas que maduran en un receptáculo seco (cápsula, vaina, etc.) como las judías, guisantes y maíz.
Hay que dejar que las semillas se sequen en la planta. Si el tiempo es lluvioso se puede coger toda la planta cuando las vainas están marrones y dejarlas secar en una tejavana. Las vainas secas también se pueden recoger individualmente tan pronto como estén listas. Luego son trilladas o desgranadas y aventadas.

5 comentarios:

  1. Ay.. a mi tambien me encanta ver crecer las plantas.. aunque despues por algun motivo no pueda comermelas.. porque se malograron o porque el sabor deja que desear (el año pasado unas zanahorias.. sabian rayos..) , disfruto ya con ver como nacen y florecen. Este año se me ha dado por plantar boniatos.. como me gustan mucho, y son realmente caros.. pense.. y si los planto?
    Mi amiga Patricia me enseño un metodo para hacer semillero y despues trasplantar directamente.. es plantar las semillas en rollos de papel higienico vacios.. Si quieres te mando foto..

    Lo de Matarrania, yo no lo probe ( en el blog somos 4 ) sino que fue Soraia.. pero por lo que me cuenta.. son unos productos fantasticos.. Yo quiza cuando acabe con los de Green People me anime a pedirme algo, sobre todo leche limpiadora..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me encantan los boniatos... pero no he encontrado semilla y además no sé en qué época habría que plantarlos...¿tú lo sabes?.
      Ya me contarás lo del rollo de papel higiénico! Nunca se me hubiera ocurrido. ¿En tu blog tienes alguna sección "hortelana"?...
      Las cremas de Matarrania tienen algo que no tienen las demás....son 100% sin agua, totalmente ecológicas y casi artesanales. Pruébalas, te encantarán. Su página es www.matarrania.com Un abrazo.

      Eliminar
    2. Hola Teresa. He visto que te has hecho seguidora de mi blog, lo cual te agradezco, pues creí que interesaba a pocas personas, y gracias a ello he descubierto tu interesante blog. La mitad de mi vida la pasé trabajando en el campo, entre semilleros, planteles, viveros, etc. Si en algo te puedo ayudar no dudes en consultarme. Sobre las semillas del boniato, la verdad, creo que se siembra como las patatas, cortándolo a pedazos y sembrarlos, por algo se llaman "batatas", son como el hermano dulce de la patata. Un saludo.

      Eliminar
    3. Hola, naturamigo... buscando información sobre plantas di con tus blogs y me parecieron de lo más interesante...además hoy en día tus consejos son muy necesarios....estamos saturados de productos químicos y nuestro modo de vivir no es saludable...¡hay que volver a la naturaleza!. Un saludo y bienvenido a mi blog.

      Eliminar
  2. Hola

    Muchas gracias por este interesante blog.
    Hoy he aprendido algo nuevo, como consevar y recolectar algunas semillas gracias a ti!
    Teniamos algunas dudas.
    Nuestras próximas cosechas de hortalizas y verduras, esta preciosa tierra guaraní en Misiones (Argentina), nuestros cuerpecitos y O´paybo Escuela de Salud te lo agradecen.
    Conocenos un poco más visitando nuestra web www.opaybo.org y www.opaybo.org/actualidad

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario